Estar en tu Centro


   Dic 12

Estar en tu Centro

UNA HISTORIA MÁGICA Y VERDADERA
Hoy quiero compartir con ustedes una experiencia que vivimos ayer con mi hijo Gabriel, que tiene 9 años. Se quedo en casa, no fue al colegio, porque un virus andaba rondando en su garganta, hacia un día maravilloso, así que nada mejor para espantar los virus que salir de paseo. Tomamos el auto y nos dirigimos sin destino hacia las montañas, nos detuvimos en un pastizal maravilloso, lleno de ovejas y caballos pastando. Lo único que estaba en la mente de Gabriel era tocar uno de los caballos, pero cada vez que nos acercábamos, sencillamente se alejaban.
Nos estacionamos muy despacio junto a un caballo blanco, era el mas grande de la manada y nos llamo la atención por su belleza y por como nos miraba. Me acerque a el y lo acaricie, Gabriel permanecía como a 30 mts, muerto de miedo y de rabia, me decía que yo siempre podía, con todos los animales y el no.
Así que le enseñe la “magia”… Le pedí que se conectara con la tierra, luego con el cielo y que sintiera un canal de energía en su columna vertebral que irradiaba luz en todas las direcciones, le dije: siente que esa luz te conecta con el caballo y el caballo lo siente.
Después de varios intentos, entre que iba y venia, logro conectarse al fin, dejo de sentir miedo, extendió su manito y el caballo se acerco a el, para que lo acariciara en la cabeza. Aprovechamos ese momento, para bendecir todos sus antepasados y pedir perdón por todos los abusos, honramos a todos sus descendientes y las generaciones venideras y le dijimos que lo amábamos, le dimos las gracias.
El caballo relincho, y en ese momento, todos los otros caballos comenzaron a acercarse a nosotros. De pronto nos vimos rodeados por toda la manada, acariciando a todos los caballos!!! no dimos cuenta de que ese caballo blanco era el líder. Un potrillo travieso, se rasco en nuestro auto y paso su gigantesca lengua por todos los vidrios!!! No cabíamos en nosotros de felicidad y júbilo!!!
Esta experiencia de conexión, sé que marco a mi hijo para siempre.
El virus por supuesto paso a la historia, volvimos a casa con el corazón llenito de amor!!
Te invito hoy, a que estés donde estés, te conectes con quien eres, cuando haces eso, iluminas!!! y cuando iluminas otros reconocen esa luz y la familia vuelve a estar junta otra vez, aunque sea por unos breves instantes en nuestro tiempo, es una experiencia eterna, de la infinitud de quienes somos.
Recuerda, conecta con la tierra, luego con el cielo, enfoca toda tu energía en un rayo de luz viva que te atraviesa desde abajo hacia arriba, por tu columna vertebral, y después de eso solo dedícate a iluminar…..
Con cariño a cada uno de ustedes
Chary Mágica

Comentarios