La Función del Cuerpo Elemental en el Planeta Tierra


   Jul 24

La Función del Cuerpo Elemental en el Planeta Tierra

270857_450886991645766_1013169479_n copiaMuchas personas a lo largo del tiempo me han preguntado quienes son los seres elementales. Desde niña, siempre los vi presentes a mi alrededor junto a otras entidades, que logre comprender un poco mejor, ahora en mi edad adulta. Como un sueño del corazón me sentí atraída hacia crear un espacio mágico que recreara un mundo lleno de belleza y magia, en conexión, con todos estos seres que muchas personas sienten, aunque no vean.
Durante mucho tiempo busque literatura acerca de seres elementales y nunca encontré en los libros, lo que yo estaba experimentado al trabajar con ellos. La mayoría de los libros hablaba de seres mágicos y mitológicos, escasamente nombraban o hacían referencia de los seres elementales, solo en algunos encontré que eran protectores de la naturaleza. Paracelso también los describió en un antiguo tratado y a pesar de que hay algunas cosas que me coincidían, otras tantas que yo seguía sintiendo, no estaban ahí. La metafísica y teosofía, también los menciona, pero no habla de sus orígenes y separa a las entidades llamadas Dévicas de los Elementales de la Naturaleza.
Durante los últimos  años, he estado desarrollando una técnica energética específica con mis pacientes y estoy acostumbrada a recibir a maestros y guías, tanto míos, como los de las personas que vienen, sabiendo que solo estoy facilitando un aspecto y ellos son los que realmente hacen el trabajo. Siento que el desarrollar y evolucionar en la comprensión de esta técnica abrió portales nuevos en mi forma de sentir y ver el mundo.
En estos últimos tres años, hay un maestro que se unió a este propósito, nunca lo había visto antes. En las terápias, el viene a trabajar en un área especifica. A través de estos tres años incremente mi conexión con él, quien poco a poco me dio a conocer su naturaleza, su propósito y me enseño a observar mi entorno de otra manera. Este maestro es un Maestro Elemental  y a través de visiones, muchas sensaciones , intuiciones, me llevo de la mano, mostrándome con cariño, como se hace con un niño , toda una “organización”, que se extiende aquí mismo en nuestro planeta. Todo lo que vi, coincide muy poco con lo que alguna vez leí,  y lo mas difícil ha sido describir y detallar en lenguaje humano, algo que no es humano, mis palabras son pocas y torpes, comparadas con lo que veo. Pero se que este es el primer intento.Todo lo que pensaba acerca de duendes, hadas o elfos quedo en la nada, de hecho, esos no son sus nombres y ese entendimiento básico que hemos tenido como humanidad, esta comenzando a develarse.
Este escrito contiene la información de quienes son estos seres y que hacen aquí, así también como un mensaje de el Maestro Elemental quién custodia mi trabajo y me dirigió en la elaboración de este documento. Su nombre no es humano, si no un conjunto de resonancias, especificas a su función, Ahim-Mah. Ha sido mi maestro, mentor y amigo, en estas palabras y en todo el trabajo energético de conexión del centro corazón al centro corazón de la Tierra.
Siento que estos seres hoy se están manifestando con un propósito especifico y a pesar de que no buscan reconocimiento, están invitando a los humanos a conocer mas de su propia naturaleza. Me pregunte muchas veces porque ahora, y la respuesta a ello es quizás, esté en el gran salto evolutivo que debemos dar como especie. Sentí también que ellos no tienen una especial predilección por ningún reino de la materia y los humanos, para ellos son una especie más, de paso por aquí.
La información contenida aquí, aún no esta completa, cada día hay mas comprensiones y nuevas sensaciones e intuiciones se revelan.

Por mi formación, estoy acostumbrada a trabajar con pruebas tangibles y toda esta experiencia para mi, ha sido, no solo intangible, si no imposible de probar. Solo puedo decir que una parte de mi lo sabe, que esta ahí, que lo siento y cada uno en su corazón resonara con esta información o no. Este escrito no pretende polemizar, solo busca revelar un universo vasto y desconocido que habita aquí en forma paralela al nuestro, el que se crea o no se crea, no es mi punto. Este tipo de realidades solamente puede pasar por el filtro del sentir… Mi brillante mente izquierda, no me sirvió de nada en este caso y a pesar de que muchas veces pase por etapas intensas de ego, logre soltar y recibir sin juicios, lo que se me estaba entregando.
La siguiente etapa de este trabajo, será la imagen. De las representaciones artísticas de las cuales disponemos, he encontrado realmente muy poco, y lo que he encontrado no tiene autor, así que será el próximo desafío. Encontré solo una que levemente se acerca a la esencia del Cuerpo elemental maestro, y es la que te dejo aquí. La dificultad de representarlos, radica en que pueden alterar su forma. La resonancia de los Maestros es gigantesca, pero pueden aparecer como bellos viejecitos y desvanecerce en miles de puntitos de luz en el mismo instánte.
Espero que este escrito resuene en tu corazón así como lo hizo en el mío, y que a través de él, puedas comprender este espacio sublime y mágico que habita en tu corazón y que ha estado por siempre conectado con el espíritu de la Tierra.
Namasté a cada Uno
Chary Mágica

LA FUNCIÓN DEL CUERPO ELEMENTAL EN EL PLANETA TIERRA  1ª PARTE

El cuerpo elemental de la tierra, es un cuerpo estable que ha permanecido en el planeta desde que surgió la vida inanimada, en edad geológica del planeta hace 4.500 millones de años, movilizando partículas mecánicas, químicas y eléctricas para evolución de la vida en todas sus manifestaciones. Su origen no pertenece al centro de esta galaxia, si no al centro mismo del universo, en el origen primordial de todo lo que és. Su misión es equilibrar, bio-regenerar , bio-restructurar , bio degradar y restablecer patrones micro moleculares y micro celulares de todas las manifestaciones de la naturaleza que se encuentran en los cuatro elementos, en tres niveles: Físico, Energético y Lumínico o Eléctrico.
Estos seres son designados no solo al planeta tierra, si no a cualquier planeta del universo y pertenecen al lugar de su asignación.
Son seres de 5º dimensión, para ellos la línea espacio temporal no existe y pueden moverse a través del espacio o tiempo sin entrar en él.
Sus manifestaciones, no pasan por el proceso de pensamiento, si no solo por el proceso  creativo de imaginar y crear en el mismo instante, se comunican telepáticamente, aunque tienen un idioma específico de acuerdo al planeta donde trabajan. Son intención pura, piensan y crean fuera del tiempo.

Cada planeta tiene un cuerpo elemental que lo asiste, desde su mismo origen y al cual acompañará hasta su fin en edad geológica. Mientras un planeta exista ellos estarán presentes, si ha llegado la hora de la fusión con su sol en su sistema planetario, los elementales de un planeta vuelven al centro de su origen donde son asignados nuevamente. Los elementales pueden vivir grandes periodos de nuestro tiempo (800 a 900 años) para luego, fundirse con su elemento y renacer otra vez. Dependiendo de su función algunos de ellos pueden llegar a vivir en tiempo terrestre mas de 2.000 años.
Cada forma de vida, animada o inanimada posee un elemental especifico y único, esa forma de vida será custodiada por un elemental según el elemento que manifieste aquí en la tierra.
En el caso de seres que llevan en sí los cuatro elementos, como un ser humano, existe un cuerpo elemental, el cuerpo elemental custodio,  destinado a equilibrar y restablecer toda la estructura bioquímica, micro celular y energética de ese individuo,  en patrones de resonancia específicos para el equilibrio de los cuatro elementos, junto con el patrón de anclaje al centro corazón de la tierra. Ese compromiso es de por vida con esa criatura, la cual abandona en el momento en que su cuerpo físico se ha fundido con la naturaleza después de la muerte.

CUERPOS ELEMENTALES

CUERPO ELEMENTAL MAESTRO
Quienes apoyan la bio-regeneración y biodegradación a nivel global, desde la ionosfera hasta las profundidades terrestres. Trabajan con patrones globales energéticos que permitan el desenvolvimiento y evolución de la vida.
Participan en cooperación con maestros de dimensiones superiores para dirigir el proceso evolutivo planetario. Pertenecen a un grupo, no son individuos y trabajan en cooperación conjunta. Ningún elemento existe, sin que exista otro. Para algunos humanos los maestros elementales han sido conocidos con el término de Devas.
Sus dimensiones pueden llegar a kilómetros, abarcando zonas geográficas, extensas, como océanos, montañas, valles, desiertos he incluso cuidades humanas, donde el trabajo es mas intenso. Su presencia no solo está en la superficie del planeta si no en todas sus capas internas, como también en todas las capas de la atmósfera. Los Maestros elementales pueden vivir una edad completa, 2.000 años. En lenguaje humano, son los abuelos y sabios de los elementales custodios y los elementales de la naturaleza. En la tierra viven en 5ª dimensión para cumplir sus tareas, pero pueden además realizar viajes interdimensionales, lo que les permite establecer contacto con otras entidades en el apoyo de su misión.
Los maestros elementales han cooperado con entidades planetarias intra terrenas y multidimensionales en la actualidad, para instalar la rejilla planetaria electromagnética  que aportara una nueva conciencia y un paso evolutivo ascendente para la vida en el planeta. En estos momentos tienen un rol intenso y activo en ajustar los campos energéticos de todas las criaturas que habitan aquí. Esta labor, no esta destinada solo al reino humano, sino también al reino animal, vegetal y mineral.
Cuerpo Maestro Elemental del Fuego, Manifestando Luz
Cuerpo Maestro elemental del Aire, Manifestando Purificación
Cuerpo Maestro elemental del Agua, Manifestando Biodiversidad
Cuerpo Maestro elemental de la Tierra, Manifestado conexión  desde el centro corazón, al centro del corazón planetario.
El cuerpo elemental Fuego y Aire fueron los primeros en llegar al planeta, preparando las condiciones físicas para la llegada de los
cuerpos maestros de la Tierra y el Agua.
Asisten y custodian todas las tareas de los elementales custodios y de la naturaleza y viven en comunidad con ellos.
Como son antiguos y sabios, conocen y entienden mejor la naturaleza humana, la cual enseñan a sus jóvenes aprendices.

 

CUERPO ELEMENTAL DE LA NATURALEZA

CUERPO ELEMENTAL CUSTODIO
Quienes asisten a individualidades que contengan los cuatro elementos dentro de sí, en todos sus niveles, físico, energético y lumínico o eléctrico. Son entidades destinadas al servicio incondicional de una criatura de por vida. Se comunican a través de cuerpo físico, químico, emocional y mental a través de sensaciones, intuiciones, sueños o visualizaciones.

 

CUERPO ELEMENTAL DE LA NATURALEZA

Cuerpo elemental Tierra: Presentes en todos los Cristales , Minerales en todas sus formas, ya sea suelo, corteza o vegetal.

Cuerpo Elemental Agua: Presentes en todos los fluídos, ya sea fuera o dentro de un cuerpo físico, en todos los estados. En los océanos, ríos, glaciares y  lagos.

Cuerpo Elemental Fuego : Presentes en toda la gama de la luz incluyendo infrarrojo y ultravioleta, todas las manifestaciones de combustión interna o externa de cualquier expresión física y en todos los patrones electromagnéticos de cualquier cuerpo físico.

Cuerpo Elemental Aire : Presentes en todos los gases de la atmósfera.

Los cuerpos elementales de la naturaleza, trabajan en áreas específicas dentro de las moléculas y micro partículas de cada elemento, para esta tarea están en asociación conjunta ya que cada elemento necesita de otro para existir. Ningún elemento en sí mismo esta separado de otro, pero la función de bio regeneración y degradación varía, dependiendo de los componentes químicos y moleculares de cada uno.

La Jerarquía elemental esta definida según las funciones y tareas, pero no por grados de importancia o superioridad.
Los seres elementales trabajan, viven y funcionan en grandes comunidades y todas las comunidades, de todos los distintos cuerpos,  están interconectadas y relacionadas entre si, no existen elementales que trabajen solos.
La población mundial de elementales no se puede expresar en números humanos comprensibles, por cada forma de vida ya sea animada o inanimada,  hay uno de ellos que la custodia.

 

VIDA Y FORMA DE LOS ELEMENTALES

Muchas personas han comparado a los elementales con características humanas, pero no son humanos. Poseen cuatro extremidades, tronco y cabeza y sus medidas  varían según la función que realicen. Un elemental del cuerpo maestro puede llegar a medir varios kilómetros y un elemental del aire unos pocos micromilímetros.
Su cuerpo, no es físico, si no energético y lumínico, como seres de 5º dimensión, son luminiscentes, la luz puede pasar a través de ellos, por lo que pueden verse como transparentes, irradiando  colores que indiquen su función. Pueden a voluntad, volverse materiales, ajustando los patrones electromagnéticos de su cuerpo para hacerse visibles. Pueden pasar por distintos estados de la materia, según sus propósitos y desplazarse en distintas coordenadas de espacio tiempo, para moverse.

La característica principal de estos seres, es que su cabeza tiene forma  levemente cónica, lo que los humanos han interpretado como un gorrito puntudo, sus orejas  y sus pies terminan en punta y sus ojos son rasgados, son delgados y tremendamente veloces.  A pesar de todos tener estas mismas características, no hay uno igual a otro, y aunque los humanos los han interpretado como viejitos, su cuerpo no envejece, a pesar de que tienen muchos años.

Su belleza y luminosidad son indescriptibles, pero cuando deciden mostrarse a un humano lo hacen tomando formas comprensibles,  de acuerdo a la sabiduría interior de cada persona, siempre eligen materializaciones de formas humildes y profundamente enternecedoras. A veces se muestran como ancianos con ropas ajadas y muy bajitos, otras veces adoptan la forma de niños, mujeres bellas y aladas, he incluso pueden llegar a tomar forma de elementos de la naturaleza, como flores, árboles viejos, piedras y animales. Aparecen vestidos con ropas a la usanza humana, que en realidad no utilizan y también pueden ser vistos con vestimentas hechas de cortezas, hojas y semillas. Pero sus ropajes reales solo son escudos de luz.

Los humanos les han asignado nombres, según la zona geográfica donde han sido vistos en edades antiguas, se los ha llamado duendes, gnomos, hadas, nereidas o salamandras. Pero ninguno de esos nombres, pertenece realmente a estos seres, todo ellos tienen un origen netamente humano. Poseen un nombre personal que los distingue y una resonancia especifica según su elemento. La resonancia de sus nombres no se pronuncia como una palabra, si no mas bien como un sonido.

La resonancia de cada elemento es única en atributos y esos atributos son propios de las características arquetípicas de cada elemento. Durante las edades, han trabajado en asociación con distintos animales avanzados del planeta, como los dragones, los unicornios, (Ambos extintos),los caballos, los cetáceos, los primates, los paquidermos, las abejas y una gran variedad de insectos. Todos los animales y niños muy pequeños pueden verlos. Trabajan en asociación con microorganismos y bacterias, hongos y humus, en la reconstitución y descomposición de la materia.

Los elementales se alimentan de la esencia de la luz y de todos los frutos de la tierra. No comen alimentos físicos.
Todos tienen ambos géneros, masculino y femenino, no se reproducen como mamíferos, si no a un nivel energético de fusión de sus esencias. Pertenecen a familias, donde los niños son de la comunidad y no de los padres, se agrupan en comunidades para apoyarse y cuidarse mutuamente. Son seres con un alto sentido de la participación, la pertenencia  y la tradición de sus antiguos linajes. Costumbre adquirida por comunidades indígenas, civilizaciones antiguas y algunos animales del planeta. Sus viviendas ( por así decirlo) pertenecen a la esencia del elemento que custodian.

La esencia elemental que mas caracteriza a estos seres es al amor incondicional a el planeta al que pertenecen, tienen un gran sentido del humor, son profundamente inocentes con respecto a las intenciones mezquinas, los niños  muy pequeños humanos, son quienes en esencia se parecen mas a ellos. Les gusta divertirse, jugar y celebrar.  Les cuesta mucho comprender el ego humano, ante lo cual hacen representaciones teatrales y lúdicas de imitación de la conducta humana, es uno de sus juegos favoritos. Suelen manifestarse imitando la vestimenta humana y portando objetos que les llaman la atención, pero que no utilizan. La energía del júbilo esta presente en cada labor que realizan, ellos no sueñan con volver a su hogar, porque su hogar es la tierra.
Su destino no es evolucionar hacia otros estados como los humanos, si no sostener el principio de la vida en un planeta.

No pueden interferir con la evolución natural o con las leyes físicas del planeta, ni tampoco con las decisiones humanas, a pesar de que tienen la habilidad de controlar la materia y sus niveles, solo han usado ese don, en situaciones específicas bajo las ordenes de los Maestros Elementales. A través de los millones de años que han estado aquí, han visto pasar muchas especies y razas y  a todas les han propiciado la vida, cada una ha podido o no adaptarse a su propia evolución.
Si lo estiman conveniente y necesario, pueden hacerse visibles , pero no interfieren en el libre albedrio.

Una de las funciones específicas del mundo elemental es conectar la esencia espiritual de las almas en paso por aquí,  al alma de la tierra, Gaia. Y las almas que están aquí, evolucionándose a si mismas, no son solo humanas. Tanto humanos, como animales y otro seres en el planeta que están aquí en evolución, tienen un centro energético conectado al centro energético planetario, que pulsa en la misma frecuencia que el  centro corazón del individuo, ya sea animal, vegetal, mineral o humano. Todos ellos, poseen también un centro corazón, que late con el corazón de la tierra. En las últimas décadas hay humanos que han logrado identificar este centro energético, como un chakra más en la anatomía energética y que esta situado 60 cm bajo los pies, dentro de la tierra. El logro de esta conexión es un trabajo del cuerpo elemental maestro y custodio. Sin esta conexión, la vida para las especies de este planeta no sería posible.

 

CONEXIÓN ELEMENTAL

Cuando un humano se conecta con la esencia de un elemental, suele desarrollar rápidamente el sentido del humor y el juego, también la apreciación por la naturaleza y una profunda conexión con el planeta. Suele ocurrirle también , que puede brevemente avanzar o retroceder en el espacio temporal o detenerse en él, literalmente salir del tiempo. Puede sentir una profunda compasión por cualquier manifestación de la vida,  independiente de su tamaño o forma.
También ocurre, que comienza a sentir una gran liviandad con respecto a sus preocupaciones, los elementales no conocen el ego, y pueden transmitir a un humano la capacidad de estar en el infinito presente con júbilo y alegría. Un ser humano que se conecta con un elemental siente en primera instancia una expansión poderosa en su centro corazón, la cual es anclada en el centro bajo sus pies, para conectarse con el corazón de Gaia. La sensación específica de estar en contacto con un elemental es “Alegría inexplicable”, impulso automático se sonreír y una profunda sensación de inocencia, ese recuerdo de rebrembranza, de volver a ser niños otra vez, volver al origen, a la esencia.

Nunca han interferido en la evolución de las especies, ni lo harán, a menos que lo consideren necesario. Detestan el tributo, aman la humildad y el anonimato. Trabajaron en épocas pasadas con humanos ascendidos para apoyar el bien de la totalidad, algunos se hicieron visibles para personas influyentes en la historia colectiva, pero nunca han tomado roles protagónicos. Aman ser invisibles , la humildad de estos seres es uno de sus atributos mas sublimes. No conocen ni entienden el valor de conceptos humanos como riqueza, prosperidad, abundancia o fama. Su código es la vida y ellos saben que Gaia lo tiene todo, para todos.

A los seres elementales no les gusta que les rindan tributo, ni pleitesía, su labor es incondicional y eternamente comprometida con el espíritu de la tierra Gaia. Ellos honran profundamente a aquellos que honran la tierra y la vida. El mejor tributo para un elemental, es el amor por tu planeta y la consciencia de que estás aquí.

 

ELEMENTAL CUSTODIO

Este ser elemental nos acompaña desde el momento mismo en que nuestra esencia comienza a latir en el seno materno, hasta después de la muerte cuando el cuerpo físico ha vuelto a unificarse a los elementos de la naturaleza. Un pequeño porcentaje de la humanidad conoce su existencia, solo unos pocos se han conectado con este compañero incansable e incondicional, que en silencio equilibra regenera y purifica nuestro cuerpo físico y ayuda a nuestro corazón conectarse con la energía de Gaia. Hay humanos que en determinados momentos de sus vidas, lo han visto, otros lo han sentido o percibido, él solo se manifiesta a los sentidos físicos humanos cuando es apropiado para esa persona, pero su labor es silenciosa, amorosa e incondicional, nunca pide nada a cambio y en la mayoría de las veces su tarea se ve muy dificultada por las decisiones de su humano. Los seres elementales no son ilimitados en atributos, pueden ayudarte, pero no salvarte, saben restablecer la materia, pero no les esta permitido transgredir las leyes físicas, y si un humano no coopera con su propio equilibrio interno, ellos no pueden interferir.

Te llevan a tu verdadera naturaleza, cuando tu estas ocupado en la “Normalidad” social o cultural, que nada tiene que ver con la “Naturalidad”.

A través de los tiempos en distintas edades y culturas han sido vistos por unos pocos, alimentando así leyendas y creencias populares, que a través de los años quedaron perdidas en el tiempo, ya que se transmitieron oralmente y fueron confundidos con seres mágicos capaces de alterar las leyes naturales y dominar la materia.

Los antiguos alquimistas trataron de establecer contacto para aprender a controlar los cuatro elementos y la respuesta siempre fue: “Comienza la alquimia dentro de tu corazón”. Se establecieron en la memoria colectiva arquetipos de sus características y funciones pero su verdadera naturaleza quedo perdida.

Hoy vuelven a manifestarse con fuerza, debido a los cambios evolutivos necesarios para la siguiente etapa del planeta. En este momento están teniendo un rol activo y decisivo en el futuro de la especie humana y en el impacto global de ella en la tierra.

 

CONECTARTE CON EL ELEMENTAL CUSTODIO

El elemental custodio, pertenece a tu naturaleza humana, así que el viaje para conectarte con el no es un viaje hacia tus grandes profundidades espirituales, si no simplemente a tu naturaleza como un ser físico del planeta tierra. Los elementales por sobretodo, son simples, sencillos, no requieren grandes formulas, están aquí mismo, donde estas pisando.

La mejor forma de conectarte con él, es sintiendo tu cuerpo, estando presente en él. Tu cuerpo siempre se ha comunicado contigo pero no estas acostumbrado a escucharlo, hay cosas que son naturales para ti, como respirar y lo haces de manera automática, también alimentarte o dormir. Pero el lenguaje de tu cuerpo es mas extenso y fino en realidad, te habla a través de sensaciones, emociones, intuiciones, vibraciones eléctricas o grados de temperatura. Puedes sentir cuando algo no esta funcionando, corregir o cambiar tu alimentación, tu aire, tu ritmo y entorno, puedes decidir los pensamientos que le darán vida a todas las emociones que desencadenaran todos los procesos hormonales y químicos , que tendrán al final un resultado físico, que se manifestara en tu realidad inmediata. Tu elemental te da las señales de alerta, las intuiciones y sensaciones necesarias para expresar tu naturaleza física de una manera natural y equilibrada en tu medio ambiente.

Tu ser elemental no busca tributo, ni homenaje, si no, solo que cooperes en manifestar tu naturaleza divina, como un humano aquí en la tierra , con todos los elementos dentro de ti,  armónicamente equilibrados. Tu elemental te hablara con una voz suave e íntima, la cual puedes, sentir, intuír, percibir, escuchar, visualizar o soñar. Para cada humano esta comunicación es distintiva y propia. Te será mas fácil conectarte con tu elemental cuando estés cerca de la naturaleza, cualquiera sea su expresión, con el silencio y con la luz solar. Los seres elementales no requieren ser invocados,  ellos reconocen a los humanos con un profundo sentido de la pureza y amor por la vida. Si un humano no esta conectado con esa esencia, le será mas difícil sentir la presencia elemental. Tu ser elemental y todos los elementales del planeta no son talismanes, no atraen a tu vida lo que deseas para ti, son seres que propician tu vida y la vida en tu entorno.

Aunque seas consciente de ello o no, tu ser elemental te acompaña permanentemente y puedes establecer una comunicación directa con el a través de tu cuerpo físico. Agradecer por esta incondicional tarea en un muy buen primer paso. Sentir tu corazón latir y luego mirar bien el suelo que pisan tus pies, es otro muy buen segundo paso. Es distinto caminar por la vida, pisoteando el suelo a caminar por la vida “Pisando la tierra que te sostiene”.

Cuando trabajamos escuchando a los elementales, no solo mejora nuestra calidad de vida, podemos también acceder a conocimientos acerca de nuestros cultivos, alimentos, desechos, fuentes de energía  y las mejores condiciones para cocrear en armonía, el sustento diario que el planeta nos ofrece generosamente. Estar en alineación con esta energía, es lo que permite el desenvolvimiento y la evolución sana y abundante para todos los seres.

 

EL MENSAJE DE LOS MAESTROS ELEMENTALES

Hemos estado en la tierra desde antes que fuera conocida como un planeta, el espíritu de Gaia nos sostiene y amamos profundamente toda su historia evolutiva a través del tiempo de los tiempos. Pertenecemos al antiguo linaje elemental del universo que siembra las condiciones de vida en la totalidad de la dimensiones conocidas y desconocidas.
Gaia no es solo un planeta, es un ser vivo que se experimenta a si mismo y que evoluciona con quienes deciden acompañar su proceso. Muchos han estado aquí antes que ustedes y muchos otros vendrán.

Lo que vemos ahora no es la destrucción masiva  y sistemática de la fuentes naturales,  de las especies y de la biodiversidad.

Lo que vemos ahora es la autodestrucción de una especie.

Gaia tiene los recursos para auto regenerarse, auto protegerse y auto equilibrarse y siempre la vida se abrirá paso, aunque eso cueste la extinción masiva de varias especies.

El hombre actual vive en la ilusión de que Gaia es una víctima indefensa, pero debes saber humano evolutivo, que Gaia es mas grande que tu insensatez y que aquello que crees que es un daño para Gaia, no ha sido otra cosa, que un daño para ti mismo.

Gaia es agradecida con los hijos de la tierra que honran la vida y da sus frutos generosamente  para todos por igual.

El destino de Gaia no esta en tus manos querido humano, lo que esta en tus manos, es tu propio destino.

Aquello que están haciendo, no está sirviendo para sus generaciones futuras y la raza humana junto a muchas especies asociadas a ella están destinadas a desaparecer, a menos que logren equilibrar sus corazones al corazón de Gaia y unificar sus propósitos e intereses personales, hacia propósitos planetarios que estén en armonía con  la vida y el respeto.

Gaia regula sus ciclos de energía planetaria para el auto equilibrio, y en estos momentos están en transición a través de un gran ciclo de energía Masculina Padre.
Gaia no es indiferente y  cada vez más a reaccionará frente a lo que considera contrario a la vida, la armonía y el equilibrio.
La energía Femenina Madre esta transmutando y la madre pasiva, se transforma lentamente en el padre activo, en un rol catalizador  que reaccionará ante lo que considere un ataque. El humano que la habita, deberá comenzar a manifestar energía Femenina para mantener el balance.
Gaia reaccionará durante los próximos 12.000 años con energía padre, no te sorprendas del incremento de terremotos, tsunamis, erupciones, cambio climático o una nueva glaciación.

Lo que ustedes llaman desastres naturales, es en realidad parte del restablecimiento del equilibrio interno de la tierra y las formas de vida en ella, que logren incorporar estos cambios como parte de un proceso natural de purificación y limpieza, estarán en mejores condiciones evolutivas de seguir aquí. Lo que para Gaia es una simple picazón, para ti es una catástrofe y mi noble humano, no hay catástrofes.

Sus sistemas de vida,  sus estructuras sociales,  sus desechos, sus armas, sus ciudades y condiciones alimenticias, son la catástrofe.

Hagas lo que hagas, nunca podrás hacer nada contra Gaia, puedes si lo deseas generar una guerra  nuclear, generar desechos tóxicos que tarden miles de años en desaparecer,  pero el tiempo en Gaia es eterno y una vez más después de miles de años, estaremos ahí sembrado la vida, como siempre lo hemos hecho, con la diferencia, que tu no estarás aquí para verlo.

Honramos y amamos a aquellos seres que laten al pulso del corazón de Gaia, muchos de ellos han sido exterminados a través de las edades, pero han dejado aquí sus enseñanzas y su memoria para que otros sigan el camino.

Cuando vuelvas a tu lugar de origen el en universo y te unifiques nuevamente con la totalidad, siempre llevaras contigo el recuerdo de la pertenencia a Gaia,  en la impronta de tu alma, como parte del proceso de experimentación de ti mismo.  No existe en todo el universo un lugar igual a Gaia, ella es única en sus atributos y solo aquí es donde puedes experimentar grados específicos de conciencia, que necesitas para experimentar la unidad que eres.

Esperamos con júbilo  y amor la llegada de los hijos de la nueva tierra que sentirán el latir de Gaia en sus corazones y ascenderán juntos a ella, a nuevas edades de luz y energía  menos densos.

Hemos sido confundidos, incomprendidos y acusados a veces de seres malignos por la profunda distorsión cultural de las mentes dominadas por el miedo. Pero no estamos aquí para ser reverenciados ni reconocidos por los humanos, estamos aquí para reverenciar la vida que se despliega sublime y vasta, seas consciente de ello o no. La vida en Gaia, no pertenece al reino humano.

Gaia evoluciona en la expansión de su expresión mas elevada de manifestación de la materia y nosotros seguiremos estando aquí para apoyar y custodiar ese destino.
Dependerá de ti el estar junto a nosotros…

AHIM-MAH
Cuerpo Maestro Elemental Tierra

Transcripción humana realizada por Chary Mágica ( Seudónimo)

La reproducción de este texto debe ser total, sin cambios o cortes, por instrucción del Maestro Elemental Ahim-Mah

Creative Commons LicenseEl contenido de este sitio está licenciado bajo Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Maestro Elemental Tierra

Comentarios